Blog Empresarial Inicio BLOG Inicio BLOG Inicio BLOG ContáctenosNuevas Publicaciones
Recomendar a un amigo   Imprimir en Pantalla  Exportar a Word  Consultar al Asesor Respecto del Artículo  Retornar
Suscríbase Gratis
El Portal Financiero
Categorias
Todas las categorias
¿Cómo contabilizar con el PCGE? (54)
Todo sobre Libros y Registros Contables (18)
Sistema de Detracciones (2)
Nuevo Plan Contable General Empresarial (PCGE) (2)
NIIF para PYMES (4)
Impuesto a la Renta (2)
Gratificaciones (16)
Consultorio Tributario (64)
Consultorio Laboral (22)
Consultorio Derecho Comercial (2)
Consultorio Contable (5)
Compensación por Tiempo de Servicios - CTS (8)
Beneficios Tributarios Sectoriales (1)
Archivos
Setiembre 2014
Diciembre 2013
Noviembre 2013
Octubre 2013
Mayo 2013
Octubre 2012
Agosto 2012
Julio 2012
Junio 2012
Mayo 2012
Marzo 2012
Febrero 2012
Diciembre 2011
Noviembre 2011
Octubre 2011
Setiembre 2011
Agosto 2011
Julio 2011
Junio 2011
Mayo 2011
Abril 2011
Marzo 2011
Febrero 2011
Enero 2011
Diciembre 2010
Noviembre 2010
Octubre 2010
Setiembre 2010
Agosto 2010
Julio 2010
Junio 2010
Mayo 2010
Abril 2010
Marzo 2010
Novedades en Línea
Tributaria
Contabilidad
Normas Legales
Auditoría
Legal
Laboral y Seguridad Social
Derecho Comercial
Gubernamental
Financiera
Otros
 
 
 
17
Mar
2011
El Reconocimiento de Intereses, Regalías y Dividendos - A propósito de la NIIF PARA LAS PYMES
EN: CONSULTORIO LABORAL
Votar
1
 

1. INTRODUCCIÓN

Como sabemos, en la actualidad uno de los aspectos más importantes para efectos del ámbito de aplicación del Impuesto a la Renta, es determinar cuándo se considera devengado un determinado ingreso; bajo este contexto la NIIF para las PYMES, establece directrices aplicables, a efectos de reconocer los ingresos generados por Intereses, Regalías y Dividendos, los cuales serán materia de análisis en el presente informe de acuerdo al siguiente esquema:

 

 

2. METODOLOGÍA

El artículo 57º de la Ley del Impuesto a la Renta señala que los ingresos considerados rentas de tercera categoría se imputan en base al criterio de lo devengado. Bajo ese contexto, la norma no establece qué debe entenderse por el criterio del Devengado, de manera que recurriremos a la definición contable para efectos de definir qué debe entenderse por el referido término.

 

Es en ese sentido, que el párrafo 2.36 de la Sección 2 Conceptos y Principios Generales de las NIFF para las PYMES, establece “que la entidad elaborará sus estados financieros, excepto en lo relacionado con la información de sus flujos de efectivo, utilizando la base contable de acumulación (o devengo)”. Y agrega “Que de acuerdo con la base contable de acumulación (o devengo), los efectos de las transacciones deben de reconocerse cuando ocurren (y no cuando se recibe o paga el dinero u otro equivalente a efectivo), asimismo se registran en los libros contables y se informa sobre ellos en los estados financieros de los ejercicios con los cuales se relacionan”.

 

De igual manera, se ha pronunciado la más autorizada Doctrina Tributaria1 al señalar que los ingresos deben de ser imputados en el periodo en la cual nace su derecho a cobro sin importar sí los mismos han sido percibidos o no.

 

1 Establecida en la Resoluciones del Tribunal Fiscal Nº 274-3-98, 311-1-98 entre otras.

 

Respecto a cuándo deben considerarse devengados los intereses, regalías o dividendos, iniciaremos nuestra descripción como primer punto, respecto a los intereses, los cuales son definidos, como la compensación que percibe el acreedor por el uso temporal de su capital, suele comprender el perjuicio económico que provoca su falta de disposición, eventual pérdida, y la privación del beneficio económico que podría obtener directamente.

 

Es decir, el interés es el precio pagado por el uso propio del dinero ajeno; así las cosas el monto del interés debe ser reconocido como ingreso en proporción al tiempo que transcurre y teniendo en cuenta el rendimiento real del activo colocado2.

 

2 El criterio de lo devengado en el Impuesto a la Renta VII Jornada Nacional de Tributación – Asociación Fiscal Internacional, Grupo Peruano, Ponencia individual Miguel Mur Valdivia. El mismo criterio también ha sido recogido en la RTF Nº 8534-5-2001,931-4-2003 y 6604-5-2002 entre otras.

 

La regalías son definidas como la contraprestación pagada, por la cesión de un activo intangible, como por ejemplo: marcas, patentes, derechos de llave, know how, fórmulas secretas entre otros.

 

Mientras que los dividendos, son cuotas que al dividirse la ganancia de una compañía comercial, corresponde a cada acción.

 

Es en ese orden de ideas, que el numeral 23.28 de la Sección 23 de la NIIF para las PYMES, señala: “Una entidad reconocerá los ingresos de actividades ordinarias procedentes del uso de terceros de activos de la entidad que producen intereses, regalías y dividendos cuando:

 

 

Asimismo, señala que la base sobre la cual deben reconocerse los intereses, será de acuerdo al método del interés efectivo que se describe en los numerales 11.15 a 11.20 de la Sección 11 Instrumentos Financieros Básicos de la NIFF para las PYMES. La norma antes indicada señala en resumen, que el reconocimiento del interés se debe realizar por el valor real de beneficios que genere el capital dado en préstamo, y siempre y cuando sea probable que la entidad obtenga beneficios asociados al mismo, no obstante en caso de que surga alguna incertidumbre acerca de los importes del interés o que haya dejado de ser probable la recuperabilidad de los mismos, ya no se reconocerá ningún interés, más bien deberá reconocerse como gasto.

 

En el mismo sentido, el párrafo 23.29 de la Sección 23 de la NIIF para las PYMES, establece que los ingresos por regalías, deben reconocerse conforme a la base de acumulación (o devengo) descrito anteriormente, mientras que los dividendos deben reconocerse, cuando se establezca el derecho a recibirlos por parte de los accionistas.

 

3. ASUNTOS IMPORTANTES

Creemos necesario, hacer hincapié a un tema que ha sido materia de controversia y de grandes discusiones por parte de los estudiosos de las normas contables y tributarias, de manera que podamos entender su aplicación, la que a continuación, pasamos a exponer:

 

3.1 Intereses presuntos

El artículo 26° de la Ley del Impuesto a la Renta, Decreto aprobado por Decreto Supremo Nº 179-2004-EF, dispone que; “para los efectos del impuesto se presume, salvo prueba en contrario constituida por los libros de contabilidad del deudor, que todo préstamo en dinero, cualquiera sea su denominación, naturaleza o forma o razón, devenga un interés no inferior a la tasa activa de mercado promedio mensual en moneda nacional (TAMN) que publique la Superintendencia de Banca y Seguros. Agrega la norma que regirá dicha presunción aún cuando no se hubiera fijado el tipo de interés, se hubiera estipulado que el préstamo no devengará intereses, o se hubiera convenido en el pago de un interés menor.

 

Tratándose de préstamos en moneda extranjera se presume que devengan un interés no menor a la tasa promedio de depósitos a 6 meses del mercado de Londres del último semestre calendario del año anterior.

 

Cuando se efectúe cualquier pago a cuenta de capital e intereses, deberá determinarse la cantidad correspondiente a estos últimos en el comprobante que expida el acreedor.

 

En todo caso, se considerará interés, la diferencia entre la cantidad que recibe el deudor y la mayor suma que devuelva, en tanto no se acredite lo contrario”.

 

De otro lado, el artículo 57° de la Ley del Impuesto a la Renta señala que tratándose de rentas de tercera categoría, las mismas se imputarán al ejercicio gravable en que se devenguen. Tal es el caso de los intereses originados en la colocación de capitales, que al ser considerados rentas de la tercera categoría deben de imputarse en el ejercicio gravable en la cual se devenguen.

 

En este orden de ideas, si bien se establece una presunción de intereses en el sentido que todo préstamo de dinero devenga un determinado monto mínimo de intereses, debe concordarse dicha disposición con el criterio de imputación que emplea el Impuesto a la Renta, es decir que tratándose de intereses, que califiquen como rentas de tercera categoría, los mismos deben ser imputados en base el criterio de lo devengado.

 

El mismo criterio ha sido compartido por el Tribunal Fiscal a través de las RTF Nº 07724-2-2005, en la cual señala: “que si bien el artículo 26º de la Ley del Impuesto a la Renta señala una imputación de Intereses Presuntos, los mismos deben de ser reconocidos conforme al criterio establecido en el artículo 57º de la Ley del Impuesto a la Renta, es decir tratándose de sujetos generadores de rentas de tercera categoría en el ejercicio comercial en que se devenguen”.

 

Desde el punto de vista contable, según lo descrito anteriormente, aplicable a las NIIF para las PYMES, entendemos, que no debe reconocerse ningún ingreso dentro de la contabilidad de la empresa, por concepto de Intereses Presuntos, lo único que se tendría que hacer, es adicionar este monto vía declaración jurada anual, a efectos de incrementar la base imponible del Impuesto a la Renta.

 

APLICACIÓN PRÁCTICA


CASO N° 1: RECONOCIMIENTO DE INGRESOS POR INTERESES POR PRÉSTAMOS

La empresa “TOP CLEAN S.A.”, ha realizado un préstamo de S/.10, 000, en Enero del año 2010 pagadero en dos años a una tasa de interés de 2% mensual al rebatir, produciéndose los siguientes sucesos en el transcurso del tiempo en que dura el préstamo:

a) En Noviembre del año 2010 se produce una reducción de la tasa de interés del 2% al 1.8%.

b) En Octubre del año 2011, el deudor procede a realizar el pago adelantado del integro de la deuda incluyendo los intereses devengados a la fecha, y los que se van a devengar en periodos futuros hasta la terminación del tiempo del préstamo que es Diciembre del 2011.

 

Se solicita, otorgar el tratamiento contable de esta operación y los respectivos asientos que deben efectuarse.

 

SOLUCIÓN:

El cronograma de pagos inicialmente es el siguiente:

 

 

MES

SALDO

AMORTIZACIÓN

DEL CAPITAL

INTERÉS

CUOTA

Ene-10

10,000

416.67

200.00

616.67

Feb-10

9,583

416.67

191.67

608.34

Mar-10

9,167

416.67

183.33

600.00

Abr-10

8,750

416.67

175.00

591.67

May-10

8,333

8,333

166.67

583.34

Jun-10

7,917

416.67

158.33

566.67

Ago-10

7,083

416.67

141.67

558.34

Sep-10

6,667

416.67

133.33

550.00

Oct-10

6,250

416.67

125.00

541.67

Nov-10

5,833

416.67

116.67

533.34

Dic-10

5,417

416.67

108.33

525.00

Ene-11

5,000

416.67

100.00

516.67

Feb-11

4,583

416.67

91.67

508.34

Mar-11

4,167

416.67

83.33

500.00

Abr-11

3,750

416.67

75.00

491.67

May11

3,333

416.67

66.67

483.34

Jun-11

2,917

416.67

58.33

475.00

Jul-11

2,500

416.67

50.00

466.67

Ago-11

2,083

416.67

41.67

458.34

Sep-11

1,667

416.67

33.33

450.00

Oct-11

1,250

416.67

25.00

441.67

Nov-11

833

416.67

16.67

433.34

Dic-11

417

416.67

8.33

425.00

 

 

10,000

2,500

12,500

Nota: Para efectos prácticos, no se está considerando el IGV que debe gravar el interés del préstamo.

 

El asiento de contabilización inicial por el préstamo realizado es el siguiente:

 

 

El asiento de reconocimiento de ingresos y del pago de las cuotas de Enero a Octubre del año 2010 es el siguiente:

 

 

MES

SALDO

AMORTIZACIÓN

DEL CAPITAL

INTERÉS

CUOTA

Ene-10

10,000

416.67

200.00

616.67

Feb-10

9,583

416.67

191.67

608.34

Mar-10

9,167

416.67

183.33

600.00

Abr-10

8,750

416.67

175.00

591.67

May-10

8,333

416.67

166.67

583.34

Jun-10

7,917

416.67

158.33

575.00

Jul-10

7,500

416.67

150.00

566.67

Ago-10

7,083

416.67

141.67

558.34

Sep-10

6,667

416.67

133.33

550.00

Oct-10

6,250

416.67

125.00

541.67

Nov-10

5,833

416.67

105.00

521.67

Dic-10

5,417

416.67

97.50

514.17

Ene-10

5,000

416.67

90.00

506.67

Feb-10

4,583

416.67

82.50

499.17

Mar-10

4,167

416.67

75.00

491.67

Abr-10

3,750

416.67

67.50

484.17

May-10

3,333

416.67

60.00

476.67

Jun-10

2,917

416.67

52.50

469.17

Jul-10

2,500

416.67

45.00

461.67

Ago-10

2,083

416.67

37.50

454.17

Sep-10

1,667

416.67

30.00

446.67

Oct-10

1,250

416.67

22.50

439.17

Nov-10

833

416.67

15.00

431.67

Dic-10

417

416.67

7.50

424.17

 

 

10,000

2,413

12,413

Posteriormente en Noviembre del año 2010 se produce una reducción de la tasa de interés del 2% al 1.8%, quedando el cronograma de pagos de la siguiente forma:

 

En ese contexto, realizamos el asiento para efectuar el ajuste de los intereses que se van a devengar a partir Noviembre del 2010, por la disminución de la tasa de 2% al 1.8% mensual de la siguiente forma:

 

El asiento de reconocimiento de ingresos y del pago de las cuotas de Noviembre del 2010 hasta Setiembre del año 2011 es el siguiente:

 

En el mes de Octubre del 2011, el deudor procede a realizar el pago del total del saldo de la deuda que asciende a S/. 1,295, incluyendo los intereses que se van a generar hasta Diciembre del 2011 (fecha en la cual culmina el préstamo), ascendente a S/. 45.00, los cuales se proceden a reconocer como ingresos devengados en el mes en la cual se están pagando. En ese caso, la contabilización sería la siguiente:

 

CASO N° 2: RECONOCIMIENTO DE INGRESOS POR REGALÍAS

La empresa “SANTA MARÍA SAC”., crea una fórmula secreta a efectos de elaborar productos de belleza. Un cliente en el mes de Enero 2010 adquiere la licencia que le permite utilizar la referida formula durante 10 años a partir de la fecha de compra. Durante los 10 años de licencia, la empresa se obliga a prestar al cliente sin costo alguno, la totalidad de instrucciones que requiera la utilización de la referida fórmula, a efectos de que sea incorporado en la producción de la empresa del cliente.

 

El valor de la retribución pagada por el cliente, es de S/. 350,000 más IGV, la cual será pagada en forma adelantada.

 

Nos consultan cómo se debe efectuar el reconocimiento de los ingresos al amparo de la NIIF para las PYMES, y cuáles deben ser los asientos contables que se deben realizar.

 

SOLUCIÓN:

Conforme lo hemos señalado a lo largo del presente informe, los ingresos por regalías deben ser reconocidos en base al criterio de acumulación (o devengo), de manera que la totalidad de los ingresos (S/. 350,000), deben ser distribuidos durante el periodo de licencia de 10 años, a efectos de ir considerándose conforme se van ganando el derecho a percibirlos. La contabilización es de la siguiente forma:

 

CASO N° 3: RECONOCIMIENTO DE INGRESOS POR DIVIDENDOS

La empresa A posee el 30% del capital de la empresa B. El 18 de Diciembre del 2010, la dirección de la entidad B ha propuesto repartir un dividendo equivalente a S/. 100,000, para el año finalizado al 31.12.2010. La entidad A no está autorizada a recibir el dividendo hasta que la junta general de accionistas así lo disponga. Posteriormente el día 13 de Febrero del 2011, la Junta General, decide aprobar la repartición de utilidades a favor de la entidad B por la suma antes señalada.

 

Nos consultan cuándo sería el momento para reconocer el monto de los ingresos por dividendos y cuáles son los asientos contables que se debería efectuar.

 

SOLUCIÓN:

Conforme se había señalado en los párrafos anteriores, los ingresos por dividendos, deben reconocerse, cuando se establezca el derecho a recibirlos por parte de los accionistas.

 

En nuestro caso, la empresa A en el año 2010, no deberá reconocer ningún ingreso por concepto de dividendos, ya que a la referida fecha, no había recibido la conformidad por parte de la Junta General de Accionistas, ya que recién la referida aprobación fue hecha en febrero del año 2011, por ende los asientos contables que se deberá hacer en el año 2011, por parte de la empresa que recibe los dividendos son los siguientes:

 

CASO N° 4: RECONOCIMIENTO DE INTERESES EN EL CASO DE VENTAS AL CRÉDITO

La compañía los “ANGELÉS DEL CHILLÓN S.A.C.”, ha efectuado la venta de una mercadería al crédito el día 01 de Marzo del 2011, por la suma de S/. 350,000, más IGV.

 

Una de las condiciones de pago, según contrato suscrito por la referida compañía, es que realizará el pago de la referida venta financiado en 10 meses, con una tasa de interés mensual del 1% sobre el valor de venta inicialmente pactado.

 

Nos consultan cuál sería el tratamiento contable aplicable a la referida operación con los respectivos asientos contables.

 

SOLUCIÓN:

Como ya se había señalado a lo largo del presente informe, el interés de la venta que es materia de consulta, debe ser reconocido como ingreso en forma proporcional al tiempo por el cual se está otorgando el financiamiento, y por el valor real que se generará en los 10.

 

Esto se desprende del párrafo 23.5 de la NIFF para las PYMES el cual establece que:

“Cuando se difieran las entradas de efectivo o equivalentes al efectivo y el acuerdo constituye efectivamente una transacción de financiación, el valor razonable de la contraprestación, es el valor presente de todos los cobros futuros determinados, utilizando una tasa de interés imputada, de mane

 

CASO N° 4: RECONOCIMIENTO DE INTERESES EN EL CASO DE VENTAS AL CRÉDITO

La compañía los “ANGELÉS DEL CHILLÓN S.A.C.”, ha efectuado la venta de una mercadería al crédito el día 01 de Marzo del 2011, por la suma de S/. 350,000, más IGV.

 

Una de las condiciones de pago, según contrato suscrito por la referida compañía, es que realizará el pago de la referida venta financiado en 10 meses, con una tasa de interés mensual del 1% sobre el valor de venta inicialmente pactado.

 

Nos consultan cuál sería el tratamiento contable aplicable a la referida operación con los respectivos asientos contables.

 

SOLUCIÓN:

Como ya se había señalado a lo largo del presente informe, el interés de la venta que es materia de consulta, debe ser reconocido como ingreso en forma proporcional al tiempo por el cual se está otorgando el financiamiento, y por el valor real que se generará en los 10.

 

Esto se desprende del párrafo 23.5 de la NIFF para las PYMES el cual establece que:

Cuando se difieran las entradas de efectivo o equivalentes al efectivo y el acuerdo constituye efectivamente una transacción de financiación, el valor razonable de la contraprestación, es el valor presente de todos los cobros futuros determinados, utilizando una tasa de interés imputada, de manera que la entidad reconocerá la diferencia entre el valor presente de todos los cobros futuros y el importe nominal de la contraprestación como ingreso de actividades ordinarias por intereses.

 

De ser así, que para el año 2011 deberá considerarse como ingreso por concepto de intereses lo siguiente:

 

Valor de Venta:                                                  S/. 350, 000

Interés Compensatorio                                               35,000

(1% x 350,000 x10 meses)

 

Impuesto General a las Ventas (18%)                          69,300

Precio Total                                                         454,300

 

 
Inicio
 
 
1 Comentarios para El Reconocimiento de Intereses, Regalías y Dividendos - A propósito de la NIIF PARA LAS PYMES
  
yudith
01 d Febrero 2013 - 6:48 pm
hola, solo me queda felicitarlos por la informacion brindada, y demostrar frente a sus colegas a no ser egoistas y ser la gota que marca la direncia , muchas felicitaciones y sigan progresando....
#1
  

 
Comentar este Artículo
 
En caso de tener consultas a nuestro staff de asesores, comunicarse a nuestra central telefónica: 265-6895; 471-3020; 471-5592 o realizarlo por nuestra central de consultas haciendo clic aquí
 
Inicio
 
  
© 2014 Entrelineas S.R.L. - Todos los Derechos Reservados - http://www.asesorempresarial.com
Av. Petit Thouars N° 1400 - Santa Beatriz - Lima, Telfs.: 265-6895 Nextel: (98) 117*7106